Categoría

Reputación Online

Categoría

Nos referimos a reputación online como el conjunto de imágenes, texto, audio y video que aparecen relacionadas a una persona u organización en Internet y contribuye a construir la percepción de otros sobre esta. 

Una buena o mala reputación está determinada por la visibilidad y credibilidad de las afirmaciones; esto debido a que, en la web puede haber afirmaciones positivas y negativas sobre una persona o empresa, pero dependiendo cual de los dos extremos es más visible podremos catalogar una reputación como buena o mala

¿Cómo Hacer un Análisis de Reputación Online?

Si deseas comenzar a cuidar tu reputación online o la de tu empresa debes saber en qué estado se encuentra actualmente. Saber qué resultados aparecen cuando buscamos nuestro nombre o el nombre de nuestra empresa en Internet nos permite reflexionar sobre qué podemos hacer para mejorarla.

Para ello sigue los siguientes pasos: 

Abre el navegador en modo incógnito

Google registra tus actividades normales, por lo que si realizas una búsqueda normal te mostrara contenido adaptado a tus preferencias, debemos asegurarnos de búsqueda en el modo incógnito para tener los resultados que le aparecen a la mayoría de personas. 

navegador modo incógnito

Busca tu nombre completo o el nombre de tu marca 

Tu nombre completo y sus variantes es la forma más rápida de apreciar qué información se muestra relacionada a tu nombre o tu empresa en Google. 

La página uno de Google es crucial, es el espacio que los usuarios de Internet visitan de forma habitual, además que una de las primeras acciones que realiza una persona al conocer un nuevo contacto o contactar con una nueva marca es buscar su nombre en Internet. 

Explora los diferentes apartados de búsqueda

Recuerda buscar en los diferentes apartados: Imágenes, noticias y videos, tu nombre o el de tu empresa puede presentarse o ni siquiera aparecer en los resultados de texto, pero si aparecer relacionado a una noticia o video de Youtube de un tercero. 

Apartados de búsqueda

Búsqueda términos relacionados a tu nombre o a tu empresa

Si evalúas tu reputación personal puedes realizar las siguientes búsquedas: 

  • Nombre completo 
  • Nombre + profesión 
  • Nombre + antiguo trabajo 
  • Nombre + denuncias

Por otro lado, si buscas evaluar la reputación de tu empresa puedes realizar las siguientes búsquedas: 

  • Nombre de la organización + producto o servicio que ofrece
  • Nombre de la organización + opinión 

Una vez hayas identificado como aparece tu nombre en Google, en caso sea desfavorable, asegúrate de tomar apuntes y capturas de pantalla de tu situación actual. Ahora que posees un estatus ya es posible realizar una limpieza de reputación o comenzar un proceso de mejora si los resultados fueran neutros o inexistentes. 

 ¿Por qué es importante cuidar la reputación online?

El principal motivo por el que una persona natural debe cuidar su reputación, es que puede afectar sus relaciones laborales y personales. 

En caso hayas cometido algún error y este se muestre documentado o sacado de contexto en alguna red social o blog puede afectar la forma en cómo te perciben tus colegas de trabajo y futuros empleadores; como impedirte crear nuevas relaciones amicales y emocionales. 

También es posible ser blanco de difamación debido a un conflicto personal con otra persona, en estos casos es posible no solo es necesario limpiar tu imagen en Internet, sino responder de manera legal, ya que la difamación es considerada un delito. 

En el caso de las empresas el daño causado por una mala reputación es mucho mayor debido a que ser percibido de manera negativa por el público conlleva pérdidas económicas y la imposibilidad de generar nuevas asociaciones comerciales.

A diferencia de otras actividades y contrario a lo que se cree, es posible cuidar y mejorar nuestra reputación si empleamos los medios correctos. 

notas frente al computador

Cuida y mejora tu reputación online con estos 7 consejos clave

Una vez poseas un estatus de tu reputación personal o empresarial, puedes reaccionar para mejorar o protegerla de futuros ataques de difamación. Para ello puedes seguir estos 7 consejos que te ayudarán en autogestionar la forma en cómo eres percibido en Internet

Comparte información sobre tu persona o empresa 

Una figura pública, tanto empresarial como personal, se nutre de información, si eres hermético los usuarios podrían desconfiar de ti o prestar más atención a las opiniones negativas.

Por este motivo, es recomendable subir tanto a redes sociales como a una web propia contenido de manera constante, algunos ejemplos de contenido son: 

  • Fotografías en redes sociales como Instagram y Facebook. 
  • Artículos en LinkedIn, Medium, Blogspot o blog dentro de tu propia web.
  • Videos en Youtube sobre tus actividades profesionales o algún pasatiempo (en caso, desee mejorar tu imagen en Internet)
  • Participar de manera activa en Twitter. 

Muéstrate accesible y cercano

Las personas gustan de interactuar con las marcas y consultar directamente con las empresas sobre sus productos y servicios. En el caso de las personas, Internet nos ha permitido conocer personas de diversos países y relacionarnos con fines amicales y profesionales, no temas en abrir tus canales de mensajería directa o dejar un correo de contacto. 

Responde rápido y breve

Si algo caracteriza la comunicación en Internet es que es rápida y eficaz, si has abierto los canales de contacto revísalos de manera frecuente, no dejes mensajes sin contestar y da una respuesta breve ante cualquier duda. 

Cuida la relación con otros usuarios o clientes 

Internet es un espacio que puede generar muchas críticas o comentarios ofensivos, pero si deseas cuidar o mejorar tu reputación no debes ceder ante las acciones hostiles, silencie y bloquee a las cuentas trolls que lo único que buscan es hacerlo quedar mal. 

En caso busques mejorar la imagen de tu empresa u organización, cuida tu relación con los clientes, tanto los consumidores actuales como los clientes potenciales tienen voz y voto en Internet, por este motivo una mala experiencia puede generar opiniones que dañen la forma en reputación de marca.

Intenta comprender las opiniones negativas  

No todas las opiniones negativas sobre tu persona o tu empresa en Internet son necesariamente falsas, algunas de ellas pueden deberse a un descuido o un malentendido, por este motivo debes ponerte en el lugar de los demás, dejar de tener una posición defensiva y ponerse en el lugar de la otra persona. 

Tomando esto en cuenta, una vez comprendas el origen de una opinión negativa puedes afrontarla de manera asertiva, respondiendo los comentarios o comunicándote directamente con esa persona para que cambie su opinión sobre ti o sobre tu empresa.  

De esta forma, las personas que recién te conozcan verán que tienes una actitud transparente y correcta con quienes piensan diferente o tienen un inconveniente con tu producto o servicio (en el caso de tratarse de una empresa).  

Rodéate de buenas personas o marcas prestigiosas

Una reputación, tanto personal como empresarial, está vinculada a las personas con las que te relacionas, si interactúas y sigues a malas personas o marcas no éticas los usuarios pueden dudar de ti o de tu empresa. 

“Rodéate de buenos y tú también lo parecerás” 

Identificar a personas reconocidas por algo positivo o empresas que destaquen en tu sector requiere de un trabajo constante y monitorear la actividad en redes sociales y blogs, si deseas cumplir esta recomendación debes tomarte tu tiempo para informarte y trazar una estrategia de cómo puedes contactar con estas organizaciones o personas. 

Añade comentarios, reseñas y recomendaciones

A nivel personal contar con recomendaciones y comentarios de otros puede aumenta tu credibilidad como persona o profesional. Por otra parte, en el ámbito empresarial, las opiniones de los usuarios sobre una organización, sus productos o servicios, construye la imagen mental de los nuevos interesados en la marca. 

Asegúrese no solo de moderar los comentarios que aparecen sobre su persona, si no solicite un comentario positivo después de haber ayudado a alguien, un ejemplo de ello son las recomendaciones de LinkedIn, que pueden solicitarse y ayudarlo a construir una buena imagen profesional con ayuda de antiguos empleadores, compañeros de estudio o trabajo. 

Redes sociales para mejorar rápidamente tu reputación online

Construir una buena reputación puede demorar meses y años de trabajo; sin embargo, al valernos de las redes sociales correctas podemos acelerar este proceso para que los resultados que aparecen en la primera página de Google den una impresión positiva sobre nuestra persona o empresa. 

reputación online en facebook

Twitter 

Es una de las redes sociales más influyentes, los Tweets se consideran pequeñas opiniones a título de su autor y pueden aparecer en la primera página de Google.

Para asegurarte que tu perfil aparezca entre los primeros resultados asegúrate de ser activo en esta red social y cuidar tu interacción con los demás usuarios. Una cuenta de Twitter mal empleada puede dañar tu reputación aún más en lugar de mejorarla. 

Facebook 

A pesar que algunos dudan de su vigencia, aún es la red social más empleada en países como Perú, las páginas, perfiles y post de Facebook cuando involucran el nombre de una persona natural o empresa pueden aparecer fácilmente en la primera de página de Google cómo añadir imágenes. 

Asegúrese de mostrar imágenes positivas sobre su ti o tu empresa en Facebook y compartir dicho perfil con el mayor número de personas para ser considerado relevante ante Google.

LinkedIn 

Permite añadir artículos de interés a sus colegas profesionales, escriba sobre su profesión, su oficio o su experiencia laboral; todos tenemos algo que enseñarle a los demás. Al publicar sus notas en LinkedIn no solo mejora su reputación sino que aporta información de utilidad a otras personas. 

Pinterest 

Es uno los sitios con mayor facilidad para posicionar en Google, puedes corroborarlo realizando cualquier búsqueda que incluya la palabra clave “imágenes de” crea un perfil con tu nombre o el de tu empresa y sube imágenes relacionadas con tu sector. 

Por ejemplo, si eres un abogado comparte fotografías de tus actividades profesionales; mientras que, en el caso de una empresa puedes compartir las fotos de tus productos o servicios. 

Conclusiones

La reputación online es una de los elementos que más pueden beneficiar o perjudicar, tanto a personas naturales como a empresas, por este motivo cuidarla o limpiarla es imprescindible si deseamos crecer o relacionarnos con nuevas personas en el entorno digital. 

Si aún tienes dudas o requieres ayuda para mejorar tu reputación puedes contar con mi ayuda.